DESCUBREN LA HORMONA QUE DESENCADENA LOS BESOS

Y nos cuentan la verdadera y autentica desencadenante del deseo sexual:

20190209 kiss“¿Qué desencadena el deseo sexual y cómo gestiona el cerebro humano todos los estímulos relacionados con el sexo?

Muchos científicos (y cualquiera con algo de curiosidad) se han hecho esta pregunta desde hace siglos, pero hasta hace solo unos años no habían conseguido identificar los engranajes, palancas y resortes neuronales capaces de ponernos a cien. Pues bien, según varios estudios recientes todo gira en torno a la kisspeptina, una hormona que se genera en el hipotálamo y es lo más parecido a una viagra cerebral unisex y sin efectos secundarios”.

Fíjese como se llama: kisspeptina. Kiss de beso y peptina de Coca Cola y Pesi-Cola

Cuando usted vaya a 30 o 20 o esté parado es que la Kiss peptina la tiene usted bajo mínimos.

“Un equipo de científicos belgas y alemanes acaba de publicar en Nature un gran avance para comprender cómo el cerebro controla 20190209 kiss 3todo lo relacionado con el sexo. Gracias a los ratones de laboratorio, descubrieron que la kisspeptina es vital tanto para la atracción como para el comportamiento sexual.

 Las feromonas del ratón macho activan un tipo concreto de neuronas en la hembra, cuyo cerebro empieza a producir óxido nítrico, un neurotransmisor que desencadena el deseo sexual.

Ulrich Boehm, profesor de Farmacología y Toxicología Experimental de la Universidad del Sarre (Alemania) y uno de los directores del estudio. «Hasta ahora, se sabía poco sobre cómo el cerebro es capaz de unir la ovulación, la atracción y el sexo. Ahora sabemos que una sola molécula -la kisspeptina- controla todos estos aspectos a través de diferentes circuitos cerebrales que corren en paralelo entre sí».

20190209 kiss 4Además del deseo, en el imperial college estudian si esta hormona puede aumentar la fertilidad y luchar contra la depresión

Los resultados fueron muy positivos: la hormona aumentaba la actividad cerebral relacionada con el sexo.

Desde su descubrimiento en 1996, la kisspeptina ha sido objeto de más de 2.000 estudios, pero es ahora cuando se empiezan a conocer sus verdaderas potencialidades. Ya se están haciendo los primeros ensayos clínicos en Reino Unido para comprobar si, efectivamente, esta hormona es la panacea para solventar el bajo deseo sexual. No sería su única aplicación posible: los expertos también estudian su uso para aumentar la fertilidad y, según Alexander Comninos, endocrinólogo del Imperial College, mejorar el estado anímico de pacientes con depresión”.

Novedades

Esta semana...

2019-02-17 Impresiones Hoy

2019-02-17 Mujer.es

2019-02-14 Radio Pirata San Valentin

2019-02-14 Comer Salud

Ver más programas

PRÓXIMOS PROGRAMAS

PREGUNTAS Y RESPUESTAS
20-02-2019 18:00
COMUNICACIONES TIAN
20-02-2019 19:00
MANOS SANANDO
21-02-2019 18:00

TWITTER J.L.P.