EL EDITORIAL: Datos del Covid en España: Increíbles contradicciones y nuevo varapalo del Lancet…. Lo han hecho todo mal y además con record de deuda.

editorialY nos vamos con nuestra editorial que… como pueden suponer estamos ahí en esa onda

“El exceso de muertes en la segunda ola: 11.000 fallecidos desde julio”

“La cifra de fallecimientos no esperados que calcula el INE duplica la oficial de fallecidos por coronavirus. El total se acerca a 59.000 desde marzo

Durante la segunda ola de coronavirus en España se han observado 11.000 muertes más que el año anterior. Son datos del exceso de muertes que publica el Instituto Nacional de Estadística (INE) a partir de la información que recogen los registros civiles. Una parte de ese exceso podría haberse debido al calor, pero no parece ser el caso: el Instituto de Salud Carlos III atribuye 1.950 muertes este año a las altas temperaturas, que son las mismas que le atribuyó el año pasado.

Esa cifra de 11.000 muertes dobla la oficial de muertes por covid que notifica el Ministerio de Sanidad (5.400 desde julio). El gráfico muestra cómo han ido evolucionando ambas cifras, las muertes oficiales por coronavirus y el exceso que se observa en los registros civiles.

Captura de pantalla 2020 10 17 a las 18.48.04

Diferentes factores pueden explicar esa diferencia. Por un lado, el protocolo del ministerio solo considera las muertes confirmadas con una prueba diagnóstica, pero las personas que mueren sin testar, al contrario de lo que pasaba en marzo, deberían ser muy pocas.

Otra posibilidad es que la información que publica el ministerio esté retrasada o sea incompleta. Los datos del exceso que recoge el INE obligan a mirar las cifras oficiales con inquietud: ¿siguen teniendo problemas? Sabemos que el sistema SiViES, a través del que las comunidades comunican los datos que publica Sanidad, contabiliza la mitad de ingresos por covid de los que cuentan los propios hospitales. Un problema similar podría explicar parte de esa diferencia entre las 5.400 muertes del ministerio en SiViES y las 11.000 del exceso que observan los registros respecto del año pasado (10.800 sobre la media de los últimos cinco años).

Una tercera opción es que el exceso incluya muertes por otras patologías. Enfermos que no se han diagnosticado en estos meses de crisis o que han recibido un peor tratamiento. Esos fallecimientos se verían como exceso, pero no en la estadística oficial de muertes por coronavirus, como es lógico. Serían igualmente muertes anómalas, que no cabe atribuir a la enfermedad covid-19, pero sí a la crisis sanitaria que ha provocado el virus.

El gráfico muestra la evolución diaria de las muertes oficiales por coronavirus (ministerio) y el exceso que se observa en los registros civiles respecto del año anterior (INE):

grafico 2

Lo más destacado del gráfico es la primera ola: un exceso de 47.000 muertes que se registró en primavera. Ahí también puede verse que las cifras oficiales llegaron con retraso. Los registros civiles contaban miles de muertes en marzo que solo se sumaron después. La estadística del INE, que se publica quincenalmente desde junio, muestra cómo el Ministerio de Sanidad siguió contando muertes en mayo y junio que según los registros se habían producido antes.

Espana 517710849 159016545 1024x576También se observa un pico a principios de agosto. Entonces seguramente coincidió un volumen indeterminado de muertes por coronavirus con los efectos de una ola de calor, que es una fuente habitual de picos de mortalidad. Según el Instituto de Salud Carlos III, las altas temperaturas pudieron producir hasta 2.000 muertes en dos o tres semanas alrededor del inicio de agosto. La cifra es igual que la del año pasado, aunque entonces los picos fueron en julio.

La normalidad no ha vuelto desde ese exceso de principios agosto. Se han ido registrando más muertes que los años anteriores hasta sumar 11.000 más que el año pasado. Esa cifra eleva el exceso observado desde marzo hasta casi 59.000 muertes. Según las cifras del INE, esa sería la factura de esta crisis, aunque la cifra oficial de muertes por covid solo contabiliza 33.000.

¿No les paree esto dramático? A mí me parece dramático que el INS nos dé -de entrada 59.000 personas fallecidas por Covid y el ministerio de sanidad diga que no, que solo son 33.000? ¿no les cree que es una diferencia para hacerles dudar de ambos? y se pueda establecer una tercera vía entre ambos y a lo mejor la diferencia de personas fallecidas entre un año y otro sea más bien pequeña. Pero no podemos saberlo con este desmadre, desmadre total, de datos.

https://elpais.com/sociedad/2020-10-17/el-exceso-de-muertes-en-la-segunda-ola-11000-fallecidos-desde-julio.html

Eso por una parte: La increíble contradicción entre unos datos y otros que es verdaderamente dramático757z468 lancet2

Y ahora: 

“La prestigiosa revista ‘The Lancet’ critica la gestión española de la crisis de la covid”

Afirma que la desescalada fue demasiado rápida y se ha tardado mucho en reaccionar después.

El impacto de la crisis sanitaria de la covid en España y su diferencia con la de otros países (la segunda ola ha golpeado antes y con mucha más fuerza) sigue llamando la atención a The Lancet, una de las más prestigiosas revistas del sector del mundo. Tras publicar sendas cartas de investigadores en las que se pedía una evaluación de las actuaciones emprendidas (en agosto) y que se ofrecieran datos más rigurosos y detallados (esta semana), su web tiene este sábado un editorial en el que se pregunta si la tormenta actual se habría podido evitar. El propio editorialista admite que “todavía no se pueden entender totalmente” las razones de esta situación, pero señala algunas. La primera: “Cuando se levantó el confinamiento nacional en junio, algunas autoridades regionales fueron probablemente demasiado rápidas en reabrir y demasiado lentas en implementar un sistema de localización y seguimiento” de casos después.

Espana el pais europeo con mayor exceso de muertes durante la primera ola de la pandemiaLa revista hace suyos los contenidos de ambas cartas, y así recoge que pese a la creación del centro de Control de Alertas y Emergencias Sanitarias en 2004, la epidemia puso al desnudo “la debilidad de los sistemas de vigilancia, la baja capacidad para hacer PCR, las carencias en equipos protectores para el personal y en las unidades de críticos, la tardanza en reaccionar de los Gobiernos central y autonómico, los lentos procesos de toma de decisiones, los elevados niveles de movilidad de la población y de la migración, la deficiente coordinación entre las Administraciones central y autonómicas, la débil confianza en el asesoramiento científico, una población envejecida, la existencia de grupos vulnerables con desigualdades sociales y sanitarios, y la falta de preparación de las residencias sociosanitarias", citando una de las cartas, la de primeros de agosto, al inicio de la segunda ola.

El texto señala que los cuatro pilares del sistema sanitario español, “gobernanza, financiación, prestaciones y personal ya estaban en situación delicada” cuando se vieron superados por la ola de marzo. Indica que desde 2008, con la anterior crisis, el sistema está infrafinanciado. Y como ejemplo del problema de recursos humanos señala que España solo tiene 5,9 enfermeras por mil habitantes, una de las menores tasas de Europa, que tiene de media 9,3. Y apunta a que muchos de los trabajadores del sistema tienen contratos de semanas o incluso de días.3LUOBRXOZFFBZLPYTBQLNKLXWU

También indica que “la polarización política y la descentralización de España también han podido interferir en una rápida y eficiente respuesta de salud pública”.

Aprovechando la publicación del último informe sobre la situación de la salud general en el mundo (Global Burden of Diseases, Injuries, and Risk Factors Study), el editorial concluye un cierto optimismo, ya que pese a las deficiencias encontradas, ese trabajo (de 2019, antes de la pandemia) refleja que España destaca en aspectos como la esperanza de vida y la esperanza de vida saludable. “Si los líderes políticos de España sacan lecciones de la respuesta mejorable [subóptima, dice literalmente el editorial] a la covid-19, el país está muy bien situado para ofrecer a su población un brillante y saludable futuro”.

https://elpais.com/sociedad/2020-10-17/la-prestigiosa-revista-the-lancet-critica-la-gestion-espanola-de-la-crisis-de-la-covid.html

Como ven ni una sola cosa se ha hecho bien

libros politicosLeemos esto otra vez:.“Si los líderes políticos de España sacan lecciones de la respuesta mejorable [subóptima, dice literalmente el editorial] a la covid-19, el país está muy bien situado para ofrecer a su población un brillante y saludable futuro”.

Nos da muchas de cal y un poquito de arena. Depende como se mire, pero este editorial de Lancet nos coloca –con todo lo anterior que se ha publicado- en una posición lamentable.

Y por si acaso

España sufre el mayor aumento de deuda de su historia al batir la pandemia a todas las demás crisis

El pasivo del conjunto de las Administraciones crecerá en 250.000 millones en dos años

https://elpais.com/economia/2020-10-16/espana-cerrara-2020-con-el-mayor-aumento-de-deuda-de-su-historia.html

¿Y qué decir a esto? gravísimo. Nos parece un drama todo esto que se está viviendo y trataremos de llevarlo lo mejor posible

G5NMKNUS6VGGROL3QVJLCA5644

Novedades

Esta semana...

2020-10-23 Danzas de Vida_Alumbramiento

2020-10-22 Comer Salud

2020-10-22 Qi Gong_La Satisfacción

2020-10-21 El Chivataso

Ver más programas

PRÓXIMOS PROGRAMAS

CINEMA TIAN
26-10-2020 17:00
PUBLICACIONES NEIJING
26-10-2020 17:30
COMUNICACIONES TIAN
26-10-2020 18:00

TWITTER J.L.P.