EL EDITORIAL: En Madrid se “muere a fuego lento”… de hambre. Con “cartillas de racionamiento”… estamos en guerra

1. ComuniccionesNos vamos con un editorial muy ligado a nuestro país. No sabemos si esto es un país o qué

JC: Contubernio

JLP Yo diría que es “con-trubernio” porque tiene truco. Y nos vamos a la capital de España que la llaman ahora -desde el punto de vista de los recursos-: “Morir a fuego lento” ¿Qué les parece la frase?

La inflación multiplica de nuevo las colas del hambre en Madrid: “Es una ola inmensa y una muerte a fuego lento”

Las despensas de alimentos de la capital, gestionadas por los vecinos, no paran de recibir a madrileños que no llegan a fin de mes. El Banco de Alimentos atiende ya a 186.000 personas, mientras Cruz Roja y Cáritas advierten de un “otoño negro”

JLP las colas se multiplican, sobre todo en la zona sur de Madrid, que ha sido, desde siempre la zona más denostada. Personas que si iban una vez cada 15 o 20 días, a las colas, ahora van todos los días. 

El banco de alimentos está que no da de sí y las cifras han aumentado de forma significativa, 

En toda España, el porcentaje de población en riesgo de pobreza subió del 21% al 21,7% en los colas del hambre1últimos 12 meses, lo que significa que, ahora, 10.285.517 millones de personas viven en la pobreza. Es decir, hay 346.000 nuevas personas más con unos ingresos inferiores a 9.535 euros anuales, 794,6 euros al mes, según el informe AROPE, la Plataforma Europea de Entidades Sociales que trabajan y luchan contra la Pobreza y la Exclusión Social en los países miembros de la Unión Europea.

Y ahí están los testimonios personales, los perfiles de trabajo. Le llaman: 

“Otoño negro”

El Banco de Alimentos también ha detectado el socavón. Atienden a 186.000 madrileños, una población similar a Santander, Pamplona o Almería. Unas cifras similares a la pandemia. “Y subiendo”, cuenta Elena Doria, la portavoz. “Lo peor es que, con la subida de los precios, ahora nosotros compramos la mitad de los alimentos que antes. En junio nos quedamos sin aceite. Fue la primera vez que nos pasó”. El IPC también ha golpeado en el estómago de los donantes tradicionales. Cáritas, a través del suplemento católico Alfa y Omega, alertaba hace siete días: “Se avecina un otoño negro. Muchas familias no van a poder llevar la nevera”. Cruz Roja ha comenzado el curso escolar duplicando las ayudas ante la alta demanda: “Vamos a doblar el número de niños atendidos en este curso”. La tormenta ya está aquí.

colas del hambre 2A 17 kilómetros de Aluche, en el distrito Villa de Vallecas, donde viven 230.000 vecinos repartidos en seis barrios con una renta per cápita media de 24.687 euros al año ―en algunas zonas llega a 17.500, la más baja de la capital―el padre Gonzalo Ruipérez almacena al mes 60.000 kilos de alimentos para repartir. Son donaciones de particulares y del propio banco de alimentos. “Lo que veo ahora no es un maremoto, es una ola inmensa. Todos los días atiendo a gente y no puedo rechazar a nadie. Vienen de todos los barrios”. Dice que los que acuden ahora a buscarlo ya no encienden el gas, que apagan las calderas, que se duchan con agua fría. Que prefieren ir a pie para ahorrarse así el billete de metro o el cercanías. Que si les duele algo, aguantan con un paracetamol. “Aguantan para no gastar más”. Nunca, dice, ha despachado tanto como en agosto. “Esto ya no es como la pandemia, ahora se parte de un nivel mucho más bajo. Los almacenes nuestros ya no están llenos y las necesidades son distintas. Ahora, las familias no tienen miedo a morir como con el coronavirus, ahora tienen miedo a perder el trabajo y a no encontrar alimentos. Es una muerte a fuego lento”.

https://elpais.com/espana/madrid/2022-09-20/la-inflacion-multiplica-de-nuevo-las-colas-del-hambre-en-madrid-es-una-ola-inmensa-y-una-muerte-a-fuego-lento.html

JLP a mi me impresiona mucho eso de “la muerte a fuego lento”, te vas muriendo poco a poco, porque vas renunciando a una cosa… a otra..

JC primero dejas de comer carne, luego el pescado, luego vamos a vivir con arroz y harina o lo que sea…por desgracia me suena tantísimo a Venezuela. A esa harina pan, es pasta y bote de mayonesa para rellenarcolas del hambre 3

JLP estamos hablando de 10 millones de personas, en un país europeo y la capital en la que las colas son interminables para el alimento.

La inflación esta tocando algo sagrado, que no debe faltar, que es la alimentación. Pero claro, si no hay trabajo, si no hay promoción de desarrollo, si no hay recursos para la población de una ayuda eficiente, sino que queda a merced, -como vemos en este caso- a la ayuda particular de entidades privadas, de donaciones de personas…

JC estos alimentos vienen de las líneas de producción que sale mal una lata o la etiqueta está defectuosa y no puede venderse, las mandan directamente al banco de alimentos

JLP Pero todo esto es privado, el estado no hace absolutamente nada. 

JC: ahí iba yo, porque en vez de discutir si pongo aves o conejos… pueden coordinar a través de una red lo bancos de alimentos y -como estado- puedo comprar los excedentes de carnes o de otros productos y dotar a esos bancos de alimentos. Y ya hay tarjetas de los servicios sociales. Y proveer, como Estado, a esos bancos de alimentos, para proveer en una emergencia, sabiendo que es una emergencia, que no es la solución

JLP es una emergencia. Y ya existen las tarjetas, como existían en la guerra “cartillas de racionamiento”.

JC es que la cola se va haciendo cada vez más numerosa y está llegando a las clases trabajadoras, porque no les llega ya el salario, porque se lo come la inflación. La inflación se come el sueldo y los ahorros y te quedas sin nada. Si tengo 1000 euros, con la inflación del 12%, quiere decir que, de ganar 1000 euros, ahora gano 820

colas del hambre 5JLP Y la capacidad adquisitiva de eso es menor todavía.

JC si antes una rosquilla valía 2,5 y ahora vale 3,80…pero interesa mejor hablar y decir lo que se va a hacer… y en vez del bono de 200 euros que dan a las familias durante 6 meses, se podía utilizar en suministrar alimentos. Sobre todo, cuando sabemos que la falta de alimentación en la infancia genera un déficit del desarrollo cognitivo que luego no se puede recuperar.

JL Porque claro, todo esto afecta a la infancia. Porque detrás del que está en la cola hay dos o tres niños que también comen de eso. El problema no esta solo aquí. Aunque la urgencia está, y las urgencias hacen falta. Pero la urgencia es eso: una urgencia: Yo te tapono la hemorragia para que no te mueras en ese instante, pero luego tengo que saber qué pasa y qué hacer, tendrá que venir el internista o el cirujano. Yo de momento he cortado la hemorragia, pero ahora habrá que reoperar o hacer lo que sea.

Aquí pasa lo mismo. No podemos llegar a la “muerte a fuego lento”, como dice este administrados del banco de alimentos, y habilitar partidas de dinero y cosas, pero a tontas y a locas.

JC vamos a utilizar los comedores de los colegios y dar por lo menos un desayuno y una comida adecuada y nutritiva para los niños. Hacer algo práctico y no dar dinero para que se lo agradezcan políticamente. Y para los demás están los bancos de alimentos. Pero el Estado es una maquinaria que no tiene capacidad para maniobrar de forma adecuada y tiene que aprender a colaborar con las entidades particulares. Porque eso lo hemos visto en la pandemia, agrupaciones de vecinos que buscaban soluciones para sus vecinos colas 7

JLP Son problemas de estado y de gobierno, que merecerían -por ejemplo- ya que se ha televisado tan en directo el entierro de la reina Isabel II de Inglaterra, ¿por qué el señor del Rojo Vivo no transmite en directo un día, toda la mañana, la cola de hambrientos, y llama a expertos para que digan primero las medidas de urgencia y cuales son las medidas para solucionar… por ejemplo eso, los tres millones de parados. 

Pero el problema no solamente son los millones de parados, sino esos 10 millones que están en situación de pobreza y trabajan 2-3 días o 15 y luego no trabajan, pero no llegan.

JC si tengo esos tres millones de parados y la mayoría son mujeres, a lo mejor lo que tengo que hacer es contratar a esas mujeres para esos comedores sociales, para esas cocinas económicas, así van a tener ingresos… porque lo importante es mover la economía y dar servicios. Pero eso es muy complicado, hay que trabajarlo y ponerse a funcionar.           

JLP De hecho, una de las personas hablando de este problema, era una mujer que se encargaba de empaquetamiento de alimentos, y ahora también está en la cola.

Increíble, pero cierto. Así estamos con estas cifras demoledoras, con cartillas de racionamiento, como después de la guerra.

Realmente estamos en guerra, una guerra solapada de politiqueos, de francachelas como si aquí no pasara nada y aquí están pasando muchas cosas.

colas del hambre

Novedades

Esta semana...

200-10-06 Qi Gong_Lamento

2022-10-04 Neijing Today

2022-10-03 Voceros de Euskal Herria_Ucrania_Jose Antonio Zorrilla

2022-10-03 Radio Pirata_ Abandonados al latir-Regañadientes

Ver más programas

TWITTER J.L.P.